¿Por qué es importante el marketing en la red social para empresas?

26 mar, 2021

Compartir en:

En este artículo, vamos a explicar los principales conceptos del marketing en redes sociales, así como su importancia y relevancia para ti como propietario de una pequeña empresa. Junto a las formas más tradicionales de publicidad, hoy en día también tienes acceso al marketing digital que se centra principalmente en la creación de contenido online con el objetivo de promocionar tu negocio y productos en diversas plataformas de redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter.

El marketing digital tiene muchas ventajas, como ser una forma lucrativa, económica y configurable de hacer marketing. 

Con el marketing en redes sociales, puedes aprovechar las plataformas de las redes sociales para publicitar contenido a un público muy específico. Ayuda a que más personas se enteren de tu producto o servicio, a aumentar la interacción con tu público y, lo mejor, ¡es barato! Esta forma de marketing te permitirá llegar a tu público y anunciar tu producto o servicio digitalmente, utilizando canales como los motores de búsqueda, los sitios web, los correos electrónicos y las plataformas de redes sociales. En este artículo nos centraremos especialmente en el marketing en redes sociales y hablaremos de lo que hay que hacer y lo que no. 

Crear una estrategia para las redes sociales y establecer objetivos

Lo primero que hay que hacer es fijar objetivos. Esto significa que tienes que tener claro cuáles son tus objetivos empresariales habituales y, con ellos en mente, crear tus objetivos específicos para las redes sociales. 

Recuerda que tener muchos seguidores en las redes sociales no equivale automáticamente a muchas ventas. Los seguidores que no toman ninguna acción no añaden valor real a tu empresa. Por lo tanto, tu objetivo no debería ser únicamente aumentar el número de seguidores, sino centrarte en llegar a tu público actual de una forma mejor y crear una estrategia para tu base de seguidores actual. 

Para empezar, tienes que tener una idea clara de lo que quieres conseguir como resultado de tu presencia en las redes sociales. Sé específico; tus resultados deben ser medibles y alcanzables. Asegúrate de centrarte en conseguir resultados relevantes para tu negocio y no olvides fijarte una fecha límite para tener una mejor forma de medir si tu estrategia de redes sociales está perfecta o si todavía necesitas trabajar en ella.

Si no estás seguro de qué objetivos fijarte, no te preocupes, hemos recopilado una lista de objetivos para que puedas empezar:

Para generar clientes potenciales y mejorar las tasas de conversión: Cuando utilizas las redes sociales para promocionar y compartir tus productos y servicios, te diriges automáticamente al grupo objetivo adecuado, es decir, a los usuarios que ya siguen tu cuenta y que, por tanto, han expresado su interés en tu negocio. Por ello, las redes sociales son la herramienta ideal para generar más clientes potenciales, mejorar la tasa de conversión y aumentar las ventas. 

Aumentar el conocimiento de tu marca: Esto significa hacer que tu marca sea conocida y reconocible en Internet. No tienes que centrarte en publicar solo posts promocionales: intenta mostrar tu personalidad. Demuestra que hay gente detrás de tu marca. El mejor lugar para empezar con la conciencia de marca es Facebook. Facebook es una de las plataformas de redes sociales más populares y sirve para casi todos los sectores empresariales. Facebook puede contribuir en gran medida al conocimiento de la marca, lo que a su vez tiene un impacto positivo en tus posiciones. 

Haz crecer la audiencia de tu marca: Las redes sociales pueden ayudarte a aumentar la audiencia de tu negocio, pero para ello primero tienes que saber qué es lo que buscan. Cuando sabes lo que le importa a tu audiencia es más fácil encontrarla y atraerla a tu página de empresa.

Impulsar los compromisos: Llama su atención. No te limites a publicar información que los usuarios tengan que asimilar; intenta convertir tus publicaciones en preguntas o afirmaciones con las que puedan estar de acuerdo o en desacuerdo. Esto marcará la diferencia. 

Dirige a los usuarios a tu sitio web: Las redes sociales son perfectas para dirigir el tráfico a tu sitio web. Basta con añadir un enlace a tu web en una publicación y tus seguidores harán el resto. Por supuesto, trata de usar esto con sabiduría. No te limites a dirigir a tus seguidores a tu página web en cada publicación. Intenta ser creativo y encontrar nuevas formas originales de atraer tráfico a tu sitio web, por ejemplo, destacando un aspecto específico de tus servicios o productos que pueda ser más afín a tus clientes, y compartiendo después un enlace a tu página web dedicada a ese aspecto. Puedes encontrar más información al respecto en nuestro artículo sobre SEO fuera de la página.

Elige tus plataformas: Es importante que los responsables del marketing en redes sociales determinen las plataformas en las que quieren compartir tus contenidos. No existe una solución universal a la hora de elegir los canales adecuados para tu negocio. Averigua cuáles son las necesidades de tu público objetivo y qué plataformas son las que más utilizan. Las plataformas de medios sociales más populares son Facebook, YouTube, Snapchat, Twitter, Pinterest e Instagram. 

Haz una auditoría de redes sociales

Acostúmbrate a comprobar tu rendimiento en las redes sociales de vez en cuando. Es muy importante saber si tu estrategia actual está funcionando o si necesitas implementar algunas ideas nuevas para alcanzar tus objetivos de marketing digital.

Sobre todo, necesitas saber...

 

  • qué estrategias están funcionando y cuáles no
  • a quién le gusta tu contenido y se involucra activamente con él
  • qué redes utiliza tu audiencia para llegar a ti
  • qué hace tu competencia y en qué se diferencia su estrategia de la tuya

 

Cada plataforma de redes sociales te dará una respuesta ligeramente diferente a esas preguntas y tener en cuenta esas diferencias es clave para saber qué estrategia debes implementar para cada una de ellas. Además, si ser activo en una plataforma de redes específica no te da muchos beneficios significativos, tal vez sea el momento de considerar si tiene sentido poner más energía en las plataformas que te están funcionando mejor. 

Haz un seguimiento de tus resultados: Al principio nos solemos centrar principalmente en el número de seguidores, los "me gusta" o los "no me gusta", pero puedes ir un paso más allá. Céntrate en las tasas de participación, de clics y de conversión, ya que estas son las cosas que impulsarán tus ventas como negocio.

Deberías vigilar:

 

  • El alcance: ¿Cuántas personas ven tus publicaciones? 
  • Los clics: ¿En qué ha hecho clic tu audiencia? Si descubres que los usuarios hicieron muchos clics en un tipo específico de publicación, adapta tu estrategia y dales más de eso.
  • El compromiso: Cuando divides el número de interacciones que recibe tu contenido en las redes sociales con el número total de seguidores que tienes y lo multiplicas por el 100% obtienes como resultado la tasa de compromiso. Esto te da una idea de si tu audiencia está dispuesta a participar en la discusión iniciada por tus publicaciones.
  • El rendimiento de los hashtags: Entre todos los hashtags que has utilizado, ¿cuáles han sido los que mejor rendimiento han tenido? Saber esto te ayudará a definir en qué tipo de contenido deberías centrarte en el futuro.
  • Las reacciones: ¿Cómo reacciona la gente a tus publicaciones? Asegúrate de que nada de lo que publiques se perciba de forma ofensiva.

Conoce a tu competencia y aprende de ella

Las redes sociales son un gran lugar para descubrir lo que hacen tus competidores. Averigua qué estrategias de redes sociales están utilizando tus competidores y qué plataformas utilizan para ello. ¿Qué productos promocionan y cómo lo hacen? ¿De qué manera y con qué frecuencia interactúa la competencia con sus seguidores? Saber lo que funciona para la competencia y lo que no te ahorra mucho ensayo y error en lo que respecta a tu estrategia de marketing digital. Así que, por supuesto, compara tu enfoque de marketing con las cuentas de redes sociales de la competencia y asegúrate de que tu marketing destaca y encarna tu marca de forma única.


Otro consejo es buscar oportunidades. Si tus competidores no son muy activos en una determinada plataforma de redes sociales, tal vez sea posible que tu empresa tenga más presencia allí y acumule una audiencia antes de que tus competidores se den cuenta de lo que se están perdiendo.




Cómo crear contenidos interesantes y únicos en las redes sociales

A la hora de crear contenidos para tu estrategia de redes sociales, es fundamental conocer a tu audiencia. No solo hay que conocer sus datos demográficos (edad, sexo, ubicación, rango de ingresos, cargo/industria, intereses, etc.), sino también sus referencias culturales (si les gustan ciertos programas, deportes, etc.). Esta información sobre tu audiencia es importante y ayuda a definir el tono que vas a utilizar en tus mensajes en las redes sociales. Construir un personaje objetivo puede ayudar durante este paso a visualizar para qué tipo de persona estás escribiendo contenido.

Cuando produzcas contenido, mantén tu voz y estilo únicos y crea contenido que comercialice auténticamente tu marca.

La importancia de esto no puede ser exagerada, ya que esas serán las publicaciones hacia las que gravitará tu audiencia y que tendrán el mejor rendimiento/impulsarán la participación, etc. Por otro lado, las publicaciones/contenidos que resulten poco auténticos o irrelevantes serán ignorados en su mayoría o pueden hacer que la gente deje de seguir las redes sociales de tu empresa. 

También debes tener en cuenta en qué plataformas tiene más éxito tu contenido. Es posible que quieras dirigirte a todas las plataformas sociales, pero no es realista esperar que funcionen bien en todas ellas. Debes asignar tus recursos a las plataformas que más sirven a tu marca y a tu audiencia.

Un ejemplo de contenido que conectará bien con tu audiencia online es crear posts utilizando programas de televisión populares (como Juego de Tronos) o eventos históricos (como el 50 aniversario del alunizaje) y relacionarlo con tu producto/servicio.

Muchas marcas, por ejemplo, tuitean sobre ciertos programas muy populares y son capaces de hacer bromas sobre ellos, rompiendo así el hielo entre ellos y su audiencia e iniciando una conversación entre ellos. 

Otras posibilidades son compartir y reutilizar contenidos generados por los usuarios (por ejemplo, publicaciones de invitados, imágenes, vídeos, reseñas en línea o incluso testimonios. Tu público puede conectar bien con este tipo de publicaciones, porque tiene la sensación de que ese contenido ha sido creado por personas como ellos, lo que les hace más propensos a participar en él y a compartir tu contenido con otros.

También puedes utilizar el método de compromiso probado de crear una encuesta de la audiencia (¡Instagram tiene incluso una función incorporada para esto!). Las encuestas son divertidas y no requieren mucho tiempo para participar. Además, despiertan la curiosidad de la gente por saber cómo han votado los demás, lo que les anima a participar para averiguarlo. 

Otra buena forma de crear contenido atractivo es publicar vídeos de instrucciones que muestren cómo utilizar tus productos o tengan otros consejos útiles que se ajusten a tu marca. Si consigues encontrar temas que sean relevantes para tu audiencia y tu producto, esto puede ser muy efectivo.

Un ejemplo de ello sería una empresa de maquillaje que publicara un tutorial sobre cómo utilizar una nueva paleta de sombras de ojos para crear un look nocturno deslumbrante o una empresa del sector de los viajes y la hostelería que compartiera un vídeo sobre cómo viajar a X lugar con un presupuesto reducido.

Un último consejo (independientemente de la plataforma en la que estés y del tipo de contenido que decidas publicar) sería interactuar con tu audiencia cuando comenten tus publicaciones. Una empresa que responde a los comentarios rápidamente y con respuestas personalizadas suele hacer que la gente se sienta más conectada con tu marca. No es necesario que respondas a todos los comentarios, por supuesto, pero ten en cuenta que incluso las cosas pequeñas, como un simple "gracias" en una reseña favorable, a menudo llegan muy lejos para tus clientes. 

Equilibrar todos estos enfoques de contenido en las diferentes plataformas puede parecer abrumador al principio. Una buena solución para esto es tener un calendario de contenidos en las redes sociales, que puede ser de gran ayuda para organizar tus ideas y tu estrategia general. De este modo, será mucho más fácil programar las publicaciones y publicar contenidos diversos. A la hora de seleccionar las horas de publicación, es importante tener en cuenta que hay momentos más adecuados para publicar contenidos, que incluso pueden cambiar según las plataformas. Vigila siempre tus analíticas y comprueba en qué momento los usuarios están participando más en una plataforma. Esto te dará una idea de las horas correctas para publicar. También debes tener en cuenta que los distintos tipos de contenido tienen un rendimiento diferente en las distintas plataformas y ajustarse en consecuencia.

Como puedes ver, conocer a tu audiencia es clave para crear contenido atractivo, por lo que, desde los tipos de contenido, que publicas, hasta tus horarios de publicación debes tenerlos siempre presentes.


Ya hago SEO y SEA: ¿El tema del marketing en las redes sociales me concierne? 

Utilizar las redes sociales en tu poder para tus necesidades de marketing merece mucho la pena. La implementación de una estrategia en redes tiene un efecto demostrable y positivo en los rankings y es un gran apoyo para tu SEO. Como ya se ha dicho, también puede ayudar en gran medida al conocimiento de la marca, al crecimiento de la audiencia y a la participación del público. Además, tener presencia en las redes sociales te ayudará a generar clientes potenciales y a aumentar tu tasa de conversión, lo que siempre es positivo.

Así que, como puedes ver, el marketing en redes sociales es un tema que no se puede ignorar si quieres que tu empresa tenga éxito en Internet e incluso si ya cuentas con tácticas de SEO y SEA.

Compartir en: