Los 5 errores que cometes en tu página web

26 jun, 2018

Compartir en:

1. Uso de palabras clave

 

Aún existen algunos factores en cuanto al uso de palabras clave que llevan a cometer errores a la hora de optimizar tu página web y su contenido. Hace unos años, una manera aceptable de utilizar estas palabras era incluirlas donde fuera posible en la web. Sin embargo, es algo que a Google no le gusta, por lo que deberías evitar el uso excesivo de las palabras clave en tu página. No se trata de que las palabras clave aparezcan muy a menudo en el contenido, sino de que aparezcan en la posición y el contexto adecuados. Los robots de Google son listos, quizá demasiado, y pueden leer tu contenido de manera similar a como lo haría un ser humano, así que pueden ver fácilmente si el contenido tendría de verdad algún valor para un potencial usuario. Asegúrate siempre que añades palabras clave de una manera correcta y en una frase bien estructurada para que sea una lectura agradable para tus clientes (y para los robots de Google).

 

2. Metadatos/etiquetas “alt”

 

Alguna de la información de tu web puede utilizarse para comunicarle a Google de qué trata tu página. Los metadatos consisten en el meta título y en la meta descripción. Estos se muestran directamente en los resultados de búsqueda y proporcionan al usuario y a los rastreadores de los motores de búsqueda una manera rápida y sencilla de determinar si tu página ofrece lo que están buscando. Intenta escribir el título y la descripción de una forma que llame la atención y que de manera breve (aunque detallada) describa lo que ofreces. Además, intenta incluir por lo menos dos de tus palabras clave. Google sugiere una medida específica del título y la descripción y deberías ceñirte a ello, si no el título o la descripción se podrían cortar a la mitad. También es importante que no utilices los mismos metadatos para páginas diferentes, de manera que cada una tenga los suyos, porque a Google no le gustan los duplicados.

Muchos creadores de páginas web subestiman la importancia de las etiquetas con atributo “alt” en sus imágenes. Los rastreadores de Google son buenos, pero aún no consiguen procesar las imágenes. Al añadir estas etiquetas, hacemos saber a los robots qué es lo que hay en la imagen. Muchas soluciones de software libre que facilitan el acceso a las personas con discapacidades, utilizan etiquetas con dicho atributo para describir qué es lo que aparece en la imagen. Del mismo modo, añadir estas etiquetas te ayudará a que tu página no solo salga en los resultados de búsqueda, sino también en los resultados Google Imágenes, algo que es de mucha ayuda para tener más visibilidad online. Asegúrate de añadir tanto los metadatos como las etiquetas con atributo “alt” en todas las partes de tu página web.

 

3. Fotografías originales

 

El tercer punto que puede causar problemas en muchos sitios web no tiene nada que ver con el SEO. Todo el mundo puede ver la diferencia entre fotografías originales y las de stock, y todos están de acuerdo en que las originales son más atractivas para los usuarios. Una buena fotografía es la clave cuando intentas optimizar tu Marketing visual online. Utilizar fotos originales es una buena manera de darle a los que visitan tu página una visión de lo que es tu empresa o los productos que ofreces. Tomar dichas fotografías por ti mismo puede funcionar ya que la tecnología fotográfica es hoy en día muy buena, aunque pagar a un profesional no es tampoco mala idea. Su trabajo está en saber y desarrollar buena fotografía, y para ello se necesitan buenas habilidades. Tienen los conocimientos adecuados sobre la iluminación, la velocidad de obturación y la edición de las fotografías. Puede llegar a ser caro, pero normalmente es algo que vale la pena si quieres darle a tu sitio web una ventaja competitiva. Si aun así es algo que no quieres hacer, entonces pide ayuda a un amigo que tenga una buena cámara y un trípode. Lo que sea que decidáis será de igual forma mucho mejor que cualquiera de las fotos de stock.

 

4. Versión optimizada para dispositivos móviles

 

Estamos ya en el año 2018, así que la época en que la gente utilizaba internet desde los ordenadores de su casa se ha acabado. Actualmente, los clientes buscan comprar productos y servicios desde donde quiera que estén, con lo cual debemos de estar preparados. Muchos propietarios de páginas web no se dan cuenta de que una versión optimizada para dispositivos móviles de su página es uno de los puntos más importante para su negocio. Las estadísticas muestran que un 40% de los visitantes dejan la página si el tiempo de carga supera los tres segundos. Eso es casi la mitad.

Existen dos errores que suelen suceder en cuanto a la optimización para dispositivos móviles. Uno es que los creados no implementan un diseño receptivo en su página web. Un diseño receptivo asegura que el diseño y el contenido de tu web reaccione al dispositivo que tus usuarios estén utilizando. Esto hace que siempre tengan una agradable experiencia cuando visitan tu página.

El segundo error, como se ha comentado con anterioridad, es el tiempo de carga. Casi todos los gestores de contenido modernos ofrecen plug-ins gratuitos para acelerar el tiempo de carga en dispositivos móviles. Estos, llamados AMP plug-ins, se pueden encontrar en tu pestaña de plug-ins. Esto ayuda a asegurar que tus clientes entren y visiten tu página antes de que se cansen de esperar.

 

5. Contratar una agencia demasiado rápido

 

Muchos propietarios de páginas web tienden a agobiarse con la terminología y toda la información a la que se tiene que afrontar a la hora de optimizar la página web en los motores de búsqueda. La opción fácil y que se toma de manera precipitada (y muy a menudo) es contratar una agencia para que haga el trabajo de SEO por nosotros. Esto viene con algunas ventajas, claro, pero las altas tarifas que la mayoría de las agencias de SEO cobran por los cambios más fáciles y rápidos no valen la pena. Si eres el creador de tu propia página web, especialmente al principio, vale la pena por lo menos tratar de obtener una idea general del tema antes de tomar la decisión entre hacerlo tú mismo y contratar una agencia. Si eliges la primera opción, hay bastantes herramientas muy útiles que pueden ayudarte a entender cómo y por qué tienes que optimizar tu página web en los motores de búsqueda.

Compartir en: