Preguntas que debes hacerte antes de empezar tu proyecto online

07 may, 2021

Compartir en:

Este año es sin duda el año en el que vemos surgir más proyectos online que nunca, debido a la situación económica y social que ha causado la pandemia, vemos cada vez más gente que empieza a recurrir al mundo online, bien para comenzar un nuevo proyecto emprendedor o bien para hacer crecer un negocio tradicional y explorar nuevas oportunidades de negocio que internet ofrece.

 

Emprender no es un proyecto fácil y requiere mucho tiempo, dedicación y esfuerzo. Si llevas mucho tiempo pensando en emprender, pero por miedo, indecisión o por no salir de tu zona de confort, lo has estado postergando o no sabes por dónde empezar. En este artículo encontrarás consejos que te ayudarán a dar los primeros pasos en esta aventura.

 

  1. Dar con una idea de negocio

Encontrar una idea de negocio puede ser una de las cosas que más tiempo requiere y una de las principales razones por las que procrastinamos. Para evitar esto, lo primero que puedes hacer es analizarte a ti mismo y hacerte estas preguntas:

¿Qué habilidades tienes que puedan aportar valor a otros?

Qué conocimientos tienes que puedas utilizar para ofrecer a otros. Piensa en lo que se te da bien o en lo que te hayas formado.

 

Si trabajas para una asesoría, puedes empezar a crear una consultoría online enfocada por ejemplo a nómadas digitales que no requieran ir a visitarte a tu oficina. Si compaginas tu trabajo artístico haciendo actuaciones, pero trabajas en la hostelería para obtener ingresos estables, puedes empezar a dinamizar y organizar eventos o espectáculos para bares, hoteles que estén interesados en tener una cartelera de ocio para atraer nuevos clientes.

¿Cuáles son tus hobbies o aficiones?

A parte de tu trabajo o en lo que más dediques tu tiempo por obligación, estoy segura de que te gusta hacer otras cosas en tu tiempo libre. 

 

Por ejemplo, te encanta la tecnología y eres un early adopter que siempre está testeando nuevos gadgets antes que nadie, quizás podrías crear un blog de contenidos redactando guías de compras o reviews de diferentes gadgets electrónicos y monetizarlo con marketing de afiliados. 

 

Eres un manitas y siempre que puedes estás haciendo manualidades que te encuentras por casa, puedes empezar con ecommerce donde vender tus creaciones, ya sean joyas, bolsos, productos personalizados bordados, etc.

 

Si después de responderte a estas preguntas no has dado con una que te convenza, puedes inspirarte en estas formas de ganar dinero online o trabajar desde casa para dar con tu idea de negocio. También puedes usar la herramienta de Google Trends para ver productos o servicios en el que haya una creciente demanda. 

  1. Validar la idea de negocio

A veces no siempre las ideas que nos entusiasman son las mejores para emprender. Tienes que hacerte las siguientes preguntas para para averiguarlo.

¿Qué necesidad o solución a un problema estás ofreciendo?

 

Tienes que averiguar cuál es el problema que estás intentando resolver o qué necesidad intentas cubrir que no exista ya. Para ello puedes usar la herramienta Google Trends para ver necesidades, oportunidades y tendencias. 

 

Por ejemplo, eres entrenador personal y quieres aliviar los dolores de espalda mediante un curso que has preparado.

¿Por qué la gente me compraría a mí y no a otros? 

 

Aquí tienes que estudiar la competencia y hacer un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) y descubrir qué es lo que puedes ofrecer que tu competencia no hace.

 

Este es el momento para dar rienda suelta a tu imaginación, explorar miles de posibilidades e intentar dar con un ángulo diferente o especializarte. 

 

Siguiendo el ejemplo anterior del entrenador personal, puedes especializarte y ofrecer un curso online para aliviar dolores para gente que padece de escoliosis.

¿La gente está realmente dispuesta a comprar tus productos o servicios?

Para ello, no vale solo con la respuesta de tus amigos o familia, ya que su respuesta estaría condicionada a su vínculo personal contigo. 

 

Tienes que realizar una prueba de fuego y validar la idea de manera efectiva, por ejemplo, si quieres lanzar un ecommerce, una manera de testear tu producto sin mucha inversión es mediante dropshipping, ya que puedes empezar a vender productos sin necesidad de adquirir inventario.

 

Si quieres testear servicios, la forma más económica es publicar anuncios en las calles o en centros en los que tu cliente potencial podría estar interesado. Por ejemplo, si quieres ofrecer cursos para aliviar dolores de espalda puedes ponerlo cerca de hospitales, consultas médicas, centros de bienestar. Otra manera de hacerlo es creando una página, invertir en publicidad de pago en redes sociales o en buscadores. 

  1. Lanza tu proyecto online

Finalmente, una vez te hayas respondido a las preguntas que te hemos expuesto en este artículo, hayas conseguido dar con tu idea de negocio y hayas testeado la idea para asegurarte de que sea un negocio viable. Te toca considerar otras cuestiones que marcarán el éxito de tu proyecto.

¿Qué tipo de página debo hacer? ¿Necesito una página web?

Una vez hayas testeado la idea de negocio y funcione, el tener una página web es tu carta de presentación y un elemento indispensable para dar visibilidad a tu proyecto. Muchos habréis oído la frase, si no está en internet, no existe, y eso es porque las páginas webs son como la oficina o lugar físico del mundo online. 

 

Dependiendo de tu modelo de negocio, si vas a emprender con una tienda online o servicios o crear un blog de contenido, la plataforma en la que crearla va a ser determinante a la hora de alcanzar el éxito. Si no tienes muchos conocimientos técnicos, puedes usar Wordpress, Shopify o Wix dependiendo de tus necesidades.

¿Cuál va a ser tu estrategia para hacerte conocer y captar clientes?

Para los proyectos online, las redes sociales es una manera muy efectiva para promocionar tu negocio. Si bien es cierto que, cuantas más redes sociales tengas, más visibilidad tendrás, también hay que tener en cuenta que dedicar tiempo para hacerlo bien y al menos tener una plataforma principal que más afín sea a tu cliente, producto o servicio.

 

Por ejemplo, Instagram es la plataforma ideal para la moda y un público más joven, Pinterest puede ser ideal para promocionar tus productos manuales o artesanales, LinkedIn si quieres llegar a empresas. Es cuestión de probar y ver cual es la más efectiva para ti.

¿Cómo lo vas a gestionar todo?

Emprender significa poner mucho esfuerzo y trabajo al principio que a lo mejor no vas a poder realizarlo tú solo si quieres crecer rápido. No descartes el buscar socios o crear alianzas estratégicas que te permitan llevar a cabo tu negocio de la mejor manera posible o incluso aprender a delegar tareas con una asistente virtual

 

También existen herramientas que te permitirán gestionar tu flujo de trabajo y hacer seguimiento del progreso como Trello o softwares para monitorizar tus campañas de marketing y visibilidad online como RankingCoach que te ayudarán a llevar a cabo tu negocio online de manera más fácil y organizada.


Este artículo ha sido escrito por Silvia Lai, Content Manager de Rincón del Emprendedor, un blog enfocado a los emprendedores para estar al día de eventos, concursos de financiación y donde podrás encontrar toda la información necesaria para empezar un negocio.

Compartir en: